lunes, 28 de enero de 2008

San Martín de Torres



Mientras no termine los dos retratos que estoy haciendo no tengo mucho más que añadir en el blog, sin embargo, me gusta que haya cierta actividad por aquí, por si alguno lo visita. (Por cierto, no estaría de más que dejarais algún comentario).


Ayer estuve revisando unas fotos de esos cds perdidos que uno guarda cuando formatea el ordenador y encontré un par de dibujos míos hechos hace nada menos que diez años. Están hechos en tinta, solía dibujar con Rotring, del 0.2, para ser más exactos.


Son dos grabados de mi pueblo en León, San Martín de Torres, pero representan algo único ya que lo que dibujé solo estuvo allí un día. El viejo depósito de agua se quedó pequeño, hicieron uno nuevo al otro lado de la iglesia, una enorme torre cuadrangular de ladrillo rojo.


Un buen día vinieron unos obreros y con una excavadora derribaron el antiguo, al medio día, mientras comían me acerqué con mi hermana y sacamos un par de fotos. Al llegar la noche no quedaba ni rastro del viejo depósito.




Y desde otro punto de vista.


La imagen según algunos es algo triste, y quizá sea cierto, yo he jugado mucho alrededor del viejo depósito. Pero el objetivo real de hacer el dibujo fue el representar un instante único, algo que nadie volverá a ver, algo que sucedió en un día y que mucha gente en el propio pueblo no descubrió hasta pasados varios días.

Nada más. Un saludo.

Lirón.

1 comentario :

Anónimo dijo...

Tus primeros dibujos son excelentes....la mano denota una mente racional y con genio....dejate llevar por el genio y seras feliz....

Tu amigo Toni.... el asturiano

Hasta dónde llega BilibrambArt