lunes, 2 de diciembre de 2013

La Catedral de Cristal

o “Cómo construir una Catedral en 15 sencillos pasos”.

1. Recibo un mensaje de Igor Escudero (AKA mi primo) preguntándome si quiero colaborar en el nuevo proyecto en el que están trabajando centrado en la Catedral de León.
Digo que sí, por supuesto.

2. Lo más peliagudo: ¿Qué idea tenéis? ¿Qué buscáis?. Pregunto.
Respuesta lógica y normal: Atraer al público. Destacar sin demasiada parafernalia.
La respuesta, afirmativa de nuevo.

3. Photoshop Cerrado. Fase de inspiración. Internet, imágenes, imágenes, imágenes, wikipedia, curiosidades, viejas fotos, vidrieras, rosetón, planos, estudios... etc., etc., más imágenes.

4. Photoshop abierto. Llega el momento de crear bocetos. Normalmente siempre comienzo a trabajar con una idea y concentrarme en ella, es entonces cuando en pequeños flashes aparecen otras opciones que voy aceptando o descartando.

5. Boceto 1,2 y 3:

La catedral en vidrieras. Esta es la primera idea que mencionaba. En la que me pongo a trabajar esperando que otras ideas fluyan.
Dibujo en trazos simples la Catedral en una vidriera, la acompaño con una foto de una vidriera real.
Resultado, sencillo, pero demasiado convencional y corre el peligro de no destacar en una ciudad acostumbrada a este diseño colorista sobre fondo oscuro con letra gótica.
En este lote acompaño con otro diseño basado solamente en el retoque fotográfico del Coro y Órgano de la Catedral. No lo descarto por si puede aportar alguna idea.

6. Bocetos 4,5 y 6:

Precisamente huyendo de ese convencionalismo realizo este otro grupo de tres. Sobre fondo blanco coloco este frágil dibujo en 3D de la Catedral que surge de un plano de la planta. Me atrevo incluso a arriesgar a quitar la tipografía gótica.
Resultado. Muy arriesgado, pero me quedo con el concepto del plano sobre el que trabaja el arquitecto.

7. Boceto 7,8 y 9:

Este está basado en una vivencia real. Recuerdo, cuando aún vivía en la provincia, que un energúmeno lanzó piedras a las vidrieras, rompiéndolas, y el impacto que tuvo eso en la ciudad; la desaprobación general y el súbito aumento de visitas para ver el destrozo.
Buscaba esa reacción. Ver la vidriera rota y sentirlo como afrenta personal. Una vez captada la atención el trabajo está hecho.

8. Envío los bocetos y recibo una respuesta inesperada, mano ganadora. Gustan todos y eso es un problema porque esta primera fase es para hacer descartes. Me toca a mi decidir, el primer grupo gusta pero me sugieren que cambie colores para que parezca que la catedral es de cristal azul, del segundo grupo falla el trazo simple de la Catedral. Y el tercer grupo gusta mucho por el hecho de que la obra también está compuesta de cuatro partes, de cuatro diferentes etapas de su construcción. Me sugieren que intente destacar cada una en las cuatro partes del diseño.

9. Pausa. Crisis de ideas.

10. Mensaje de Igor. Prisas. Calendario. Ken Follet. Mercenarios. Pienso en la portada de Ildefonso Falcones de la Catedral del Mar. Picasso: "Los grandes artistas copian, los genios roban" .Sale ésto. Me gusta la idea de la catedral flotante, como si viajara a través del tiempo.



11. Sugerencias: Quitar el cristal de cuarzo y ¿Qué tal si lo sustituímos por vidrieras?, ¿Y si añadimos unos planos y herramientas de arquitecto?
Casi, casi definitivo.

12. Variaciones.





13. Final. Prescindo del plano que estaba en la esquina superior izquierda para que se aprecie la catedral con andamios, amplio zona de texto, hay mucha gente currando en esto. Las herramientas abajo, como si estuviéramos frente a la mesa de trabajo del arquitecto.


14. ¡¡EXTRA, EXTRA!! Trapiello aparece con una nueva tipografía, extraída de un antiguo antifonario ¿Se puede incorporar? Por supuesto que sí.


15. Sólo queda añadir el texto, estoy un poco exhausto y el archivo final de photoshop pesa 200Mb. por lo que mi ordenador renquea. Delego. Lo firmo y lo envío. Satisfecho. Ahora sólo queda esperar el éxito.


Página del  Ateneo Filarmónico

Un placer colaborar en semejante proyecto, sobre todo porque aún huyendo de ello ha quedado finalmente un cartel achoprop 100%. Gracias a todos y todas los implicados en esta obra por vuestros ánimos y críticas. Solo queda decir ¡MUCHA MIERDA!

achoprop


Hasta dónde llega BilibrambArt