jueves, 21 de enero de 2010

Vacío, experimentos y firma actualizada.



De nuevo el caballete de Lirón está vacío pero no por mucho tiempo. De todas formas me gusta verlo así porque implica que he terminado otra pintura. Además el vacío es muy inspirador, porque inevitablemente hace que uno quiera rellenarlo, y hacerlo de la mejor manera posible. Esto me lleva a la siguiente imagen.



En algunos mentideros esto se consideraría arte en sí mismo, pero no voy a caer tan bajo, no ahora. Que sirva esta imagen de avance para mi siguiente obra. No es más que eso, un experimento, especialmente ahora que he descubierto que hay vida mas allá de las dos dimensiones del lienzo.

Y para finalizar, la firma del nuevo año, actualizada cual "Windows Update", parte de mi nuevo trabajo en breve en sus pantallas:
"Panama Hattie".



De momento nada más.
Un saludo.
Lirón.

No hay comentarios :

Hasta dónde llega BilibrambArt