sábado, 12 de septiembre de 2009

The Gummy Gang (Music screwed Youtube version)

El título en inglés quedaba como más propio. Youtube sigue en su línea de silenciar el audio de los vídeos por motivos de copyright. Yo me paso horas sincronizando las entradas y salidas de la música, los cambios de ritmo, para que después me lo silencien y tenga que volver a pasarme horas hasta escoger entre una lista de canciones bastante mediocres para que el resultado sea lo más fiel al original posible.
Estoy de acuerdo con reconocer el mérito artístico, por eso siempre incluyo en los créditos el autor y el título de la canción que acompañan el montaje. En un tiempo me dediqué a la música y en cierto modo ahora la personalidad de The Preacher, como Dj, ha continuado esa faceta, pero requiere un tiempo que no tengo componer, editar y hacer algo decente.
La medida que ha tomado Youtube me parece lamentable, extrema e inquisitoria y no quiero hablar de Myspace que, cual Torquemada, me han prohibido y cancelado la subida de cualquier vídeo allí. Por no decir que en Myinquisitionspace ni siquiera está la opción de definirse como artista gráfico de ningún tipo, léase diseñador, pintor...
Los nuevos distribuidores o "broadcasters" se han convertido en los mayores censores y condicionan el arte a unas reglas obsoletas, injustas, estúpidas y cualquier calificativo opresor, limitador o condicionador que se os ocurra.
Seguiré utilizándolos porque de momento lo considero necesario, pero no sin expresar mi más firme desacuerdo con semejante censura que lo único que consigue es que los contenidos de estos sitios sean cada vez peores, vacios de ideas, de contenidos y más aun de transgresión o protesta.
Reitero lo que he dicho en mi perfil de Myspace diciendo que aquél (así como Youtube), no son lugar para un artista, porque lo que más condiciona y hiere a un artista son los límites, las reglas y las normas.

¿Cuanto dinero del cánon, de cada cd, de cada compra en itunes, de cada descarga legal va a parar al verdadero artista?. Y aun así ¿es justo que este artista este cobrando día tras día por algo que, más alla de la calidad que pueda tener, compuso hace decenios?
¿Es justo que cada vez que comprara un disco de los Beatles, el dinero fuera a parar al difunto Michael Jackson, y actualmente a sus herederos?
¿Es justo que los derechos de los actuales Best Seller, de la saga Millenium, vayan a parar y alimenten las disputas entre los herederos del difunto Larsson?
¿Por qué hemos permitido toda esta basura tanto tiempo, y por qué seguimos permitiéndola?

Pronto los Djs tendremos que pinchar nuestra propia música, los samplers estarán prohibidos.
Pronto para ver un cuadro en un museo habrá que meter una moneda en un lateral para que se levante una cortina y así poder verlo.
Pronto los artistas que no tengan contrato con enormes y gigantescas productoras no tendrán opción alguna de distribuir su arte. (Yeah right!, ¿Sería justo esto?)

No hablo solo por mi. Pero o nos movemos o los censores y magnates tiburones del siglo XXI acabarán con nosotros.

Perdón por el discurso, pero al menos me he desahogado.
The Preacher.
Un saludo, aquí os dejo el vídeo.


Nota de Bilibramboy:
(Todo esto viene a raíz de algo tan sencillo como la inclusión de un sonido de disparo en el original, que es anulado en el vídeo de Youtube al cambiarse la pista de audio, un pequeño detalle que yo consideraba crucial para destacar la no inclusión de Lirón en la realización de esta frenética producción.)

No hay comentarios :

Hasta dónde llega BilibrambArt